MEDITACION PARA ACTIVAR LOS 7 CHAKRAS

meditacion-chakra

En la meditación para activar los chakras, el propósito es provocar una suave apertura y activación de cada uno de ellos, te comento que no hace falta ser un yogui para conseguir los beneficios que nos brinda esta meditación, que es una técnica milenaria y proviene del antiguo hinduismo.

Los chakras se mencionaron por primera vez en los Vedas (antiguas escrituras hindúes), en algún lugar entre 1500 y 500 a. C que se practica desde el budismo hasta el paganismo.

¿Quieres conocer cómo se practica la meditación de los chakras y de qué manera puedes beneficiarte?

reiki, alternative, yoga-4133336.jpg

Te comento que la meditación para los chakras, esencialmente, es una forma de meditación que se enfoca en tus chakras bloqueados o desalineados.

Puedes optar por utilizar la meditación del color del chakra, una meditación sobre la energía o una meditación sobre un chakra individual.

En el último (meditación en un chakra individual), el objetivo es concentrarse en un chakra individual.

Lo ideal es hacer la meditación incluyendo todos los 7 chakras.

Idealmente, todos deseamos que nuestros 7 chakras estén abiertos, equilibrados, alineados y activados.

Esto básicamente significa, que todos nuestros chakras estén vibrando a alta frecuencia.

Por supuesto cuando esto ocurre, nos sentiremos emocionalmente equilibrados, seguros en nuestros pensamientos y sentimientos y físicamente.

Esto no asegura que las situaciones desagradables que estamos viviendo desaparezcan. Sin embargo, teniendo los chakras equilibrados y activados podremos sentirnos más cómodos para lidiar con los desafíos que se nos presentan en la vida.

¿Cómo se realiza la meditación para activar o equilibrar los chakras?

En primer lugar, recomiendo buscar un lugar en el que puedas estar tranquilo, donde te puedas sentir en quietud y silencio, para mí, lo considero mi lugar y momento sagrado, y, una vez allí, te sientas en una silla cómodamente con las manos sobre las piernas o en el suelo formando un ángulo de 90º.

Luego te dispones a cerrar los ojos y realizar varias respiraciones que te ayuden a liberar las tensiones de tu cuerpo e ir a tu templo interior.

Inhala profundamente y al exhalar botas el aire por tu boca emitiendo un suspiro Ahhhhhhhh. Y así lo repites varias veces.

Luego, comienzas a conectarte de abajo hacia arriba con tu columna vertebral de energía brillante desde el primer chakra que se encuentra en la base de la columna o en el perineo (chakra raíz).

chakra raiz

Dedicas al menos un minuto a imaginarlo como una rueda roja giratoria o una flor de loto roja con pétalos vibrantes, lo que te parezca más adecuado. Imagínatelo ganando energía y girando/vibrando con cada vez más fuerza.

chakra sacro

Permite que ese chakra continúe rebosante de energía, luego de varias respiraciones pasas al siguiente chakra hacia arriba lleva tu atención al segundo chakra sacro por debajo del ombligo, de color naranja cálido y haces lo mismo que antes.

chakra plexo solar

Continua tu meditación hacia el tercer chakra, el del plexo solar, que se encuentra por encima del ombligo y es de color amarillo dorado.

chakra corazon

Una vez alineados los tres chakras, sigue subiendo hacia el cuarto chakra que se encuentra en el medio del pecho, chakra corazón, de color verde esmeralda.

chakra garganta

Luego, después de varias respiraciones allí, te diriges al quinto chakra de la garganta de color azul cielo, haciendo lo mismo.

Sigue subiendo y diriges tu atención  al sexto chakra o tercer ojo que se encuentra en el entrecejo y es de color azul añil o índigo.

Finalmente culminas con el chakra de la corona, de color violeta que se encuentra en la coronilla de tu cabeza.

Permite que todos tus chakras , giren y vibren con energía durante varios momentos mientras completas la meditación con tres ciclos más de respiración profunda y lenta.

Para finalizar este viaje hacia ti mismo, hacia la vida y hacia Dios, mueve tus pies y manos lentamente, estira tu cuerpo comenzando a regresar al aquí y al ahora.

Abre tus ojos y mantente en silencio y en quietud, disfrutando de esa conexión sagrada con cada uno de tus centros de energía y prepárate para emprender tu día de manera activa y equilibrada.

Ahora intenta hacerte estas preguntas para averiguar si tienes chakras desequilibrados:

  1. ¿Tienes algún dolor físico, especialmente un dolor crónico que nunca parece desaparecer por completo?
  2. ¿Tienes dolor que te afecta específicamente la columna, el cuello, los hombros o la cabeza?
  3. ¿Estás de mal humor a menudo?
  4. ¿Alguna vez te han diagnosticado estados de ansiedad?
  5. ¿Tienes miedo de estar solo o sola?
  6. ¿Estás teniendo problemas para dormir?
  7. ¿Has tenido problemas de autoestima y confianza?
  8. ¿Recientemente te has mostrado demasiado crítico contigo mismo o con los demás?

Si respondiste afirmativamente a al menos cuatro de estas preguntas, puede que sea el momento de abrir y alinear tus chakras.

¿Entonces qué esperas?

 Ya cuentas con la guía para hacerlo.

¡Sólo lo conseguirás con una dosis de buena voluntad! Manos a la acción.  Recuerda que la MEDITACIÓN no es una obligación, sino un REGALO que te das a ti mismo.

meditacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad