¿Qué es la Arte terapia?

¿Sabes lo que es la Arte-terapia?

Pues si no lo sabes. No pasa nada. Porque yo tampoco sabía de qué se trataba. Hasta que mi hija me ofreció como regalo para el día de las madres el año 2020, un taller online de Arte-terapia.

El año en que se paralizó el planeta por el Covid 19 y salieron relucir todos los síntomas de estrés y ansiedad, en mi caso, no sé en el tuyo.


Pues te cuento, que recibí ese regalo con mucho agradecimiento y empecé a estudiar los 8 módulos que conforman este taller y de verdad que allí encontré contenidos de terapias de psicología y psiquiatría, no conocidos por mí y otros sí. ¡Y tampoco pasó nada!

Te cuento esto, porqué entre tantas terapias que el curso recomienda para manejar el estrés y la ansiedad, sobre todo los que se nos han generado por esta travesía que nos ha tocado vivir en el planeta, me gustó lo de la elaboración de mándalas y zentangles.

En aquel entonces tuve la suerte de encontrar en Instagram muchos instructores certificados en la técnica
del zentangles y que decidieron dar clases gratis, y por supuesto que lo aproveché y hasta hoy lo sigo practicando, disfrutando.

Me ha ayudado mucho a calmar esos momentos de ansiedad y paso 1 hora más enfocada en el dibujo y sobre todo acallando mi mente de pensamientos del pasado o del futuro y conectándome en el presente con mi creatividad ilimitada.


Aun no te he dicho qué es la arte-terapia.

La arte-terapia es una disciplina que se encuentra entre la ciencia y el arte, dentro del ámbito de la psicología y la psicoterapia.

El objetivo de esta terapia es utilizar el arte como medio para ayudar al paciente a llevar a cabo una transformación, es decir, un cambio.

El objetivo de una sesión de arte-terapia es utilizar la actividad artística para reorganizar el proceso natural de expresión.

Esta terapia puede ayudar a resolver muchos casos de demencia, pero también de estrés o de ansiedad. La arte-terapia está compuesta por dos ideas centrales:


El proceso creativo es un medio de expresión .

El arte es un medio de comunicación simbólico, siendo el arte obra del espíritu.


El paciente no es un artista, ya que se trata precisamente de sacar a la luz la personalidad artística que tiene dentro para lograr un cambio o un mejor conocimiento de sí mismo. Como dice Krishnamurti, el arte más grande sigue
siendo el arte de vivir.


El arte está a menudo ligado a la confusión y a la oscuridad. Conocemos la figura del artista torturado, que transmite su visión del mundo a través de nuevas formas. Van Gogh pinta maravillosas noches estrelladas a través de
su mente iluminada.

El poeta Charles Baudelaire expresa su depresión y su melancolía en sus versos. La figura del músico está a menudo ligada al retrato de un ser humano que expresa su malestar. ¡Obviamente no quiere decir que el arte te vuelva loco! Más bien, estas mentes torturadas parecen haber recurrido naturalmente a la creatividad como remedio para su mal. Georges Braque dice: “El arte está hecho para perturbar: la ciencia tranquiliza.” Ya en la antigua Grecia, el teatro tenía una función de catarsis. A través de la expresión simbólica éste permite liberarse y, según Aristóteles, purificar las pasiones. El arte es una expresión, una actividad que le es única a la conciencia humana y que parece tener muchos efectos beneficiosos para el ser humano. Es un tema importante de reflexión filosófica. Sin embargo, las teorías entran en conflicto, para Nietzsche, por ejemplo, el arte permite vivir embelleciendo un mundo que es demasiado difícil de soportar.

Otros, desde Plotino hasta Hegel, explican que el arte es un medio de acceso al conocimiento. Plotino dice que el arte imita al mundo y contiene el modelo que imita. La obra de arte posee, por tanto, un conocimiento intuitivo,
distinto del que transmite el lenguaje. Para Plotino, el arte es una realidad sensible y tangible, no un simple concepto. Parece ser un puente entre el espíritu y la materia. El pensamiento romántico lo ve como un revelador
humano; al ser transfigurado, el arte revela el mundo.


Ya sea a través de su proceso creativo o al contemplar el resultado, el arte parece responder a los problemas del ser humano y, a la vez, confundirle sobre lo que él piensa saber sobre el mundo. Su lado terapéutico se extenderá con el
trabajo de Sigmund Freud; para él, el artista crea con procesos similares a los procesos de los sueños. De este modo, permite transponer las propias pasiones a otro plano. Schopenhauer, para quien el mundo es un abismo de
sufrimiento sin sentido, ve el arte como un remedio y un consuelo. En este sentido, el arte parece tener un propósito terapéutico seguro.

Para comprender el funcionamiento de la arte-terapia y poder practicarla, es necesario hacer un pequeño recordatorio de las nociones y teorías básicas de la psicología antes de explicar sus principios fundamentales.

La siguiente formación está dividida en diferentes módulos, estructurados en torno a tres partes principales.

PARTE I

Primero examinaremos los principios fundamentales de la arte-terapia, antes de centrarnos en el aspecto más práctico de una sesión y en los principios de interpretación de una obra. A continuación, destacaremos los
diferentes medios artísticos disponibles y cómo utilizarlos. llega a la conclusión de que la expresión artística, sea como sea esta, puede mejorar nuestra salud física y mental.


PARTE II
¿Por qué nos ayuda la arte-terapia?
Apunta la arte-terapeuta Itahisa Mateo que, cuando realizamos un proceso de arte terapia mejoramos la relación con nuestro interior, nuestro diálogo interno, por lo tanto, también mejora nuestra relación con el mundo y con nuestro
entorno. «No es necesario ningún tipo de experiencia artística. Lo importante en arte terapia es el proceso, la experiencia vivida mientras se realiza el ejercicio y no el resultado», añade.
Asimismo, la arte-terapia tiene una incidencia directa en nuestro bienestar.


«Cuando realizamos un proceso de arte terapia estamos ordenando, liberando y expresando emociones, pensamientos y comportamientos que dificultan nuestro bienestar», dice la profesional, que añade que, con la arte terapia «ayudamos a encontrar un equilibrio entre nuestro pensar, nuestro sentir y nuestra voluntad, recuperando nuestro sistema natural de salud y bienestar».


Respóndete a estas preguntas que coloco a continuación:
¿Tienes alguna fibra artística? ¿Te gusta crear? ¿Cómo te sientes cuando intentas crear?
¿Alguna vez has sentido una fuerte emoción al admirar una obra de arte? ¿Crees que el arte tiene un lugar importante en tu vida? ¿Crees que cumple funciones esenciales para los humanos?


Durante la práctica artística se movilizan las áreas visuales, kinestésicas y motrices. Desde allí, fijaremos un camino hacia las áreas inconscientes.


El arte parece ser un medio de comunicación no verbal ideal para expresar lo que no se puede expresar con palabras. El arte además genera estímulos sensoriales que parecen ser favorables para muchas patologías, pero también para el desarrollo del niño. De manera más general podemos hablar, más allá de la terapia artística, sobre los efectos que el arte induce en el cerebro. Jean-Pierre Changeux trata admirablemente estos vínculos, sentando las bases de una “neurociencia del arte”. Por ejemplo, subraya el efecto inducido por la contemplación de una obra de arte que invade el espacio de nuestra consciencia.

Este científico se interesó por lo que está ocurriendo en nuestro cerebro durante el proceso de creación artística. Para él, se trata de una especie de “darwinismo mental”, resultante de la actividad del cerebro. En efecto, en
cada etapa de su obra, el artista realiza numerosas operaciones, en particular la de elegir cada vez una opción entre una multitud de caminos, antes de llegar a su obra final.


El neurólogo Pierre Lemarquis también destaca el efecto positivo del arte en nuestro cerebro y el impacto general de la belleza en nuestra salud. Él trabaja sobre la enfermedad de Alzheimer, constatando el efecto muy favorable de
la música o la contemplación de obras de arte.


Si no practicas ningún arte en particular, ponte en la posición de espectador.
Visita el museo más cercano. Siéntate frente a una obra de arte que te impresione. Sólo concéntrate en los efectos de esta contemplación. El arte está en todas partes y expresa muchos sentimientos. Si vives en la ciudad, las
calles son un museo a cielo abierto. Busca algunos hallazgos de arte callejero y pregúntate qué es lo que el artista intentaba expresar. Aprende sobre el arte si no lo practicas. Si es de tu interés, te recomiendo que te inscribas en un
curso para desarrollar una habilidad artística en particular.


 Crea libremente cuando tengas tiempo libre.
 Garabatea en un pedazo de papel, pinta, escribe.
 Da rienda suelta a tus inspiraciones y deseos en tu vida diaria.


Si ya eres artista, sigue desarrollando tu arte. Concéntrate y trata de analizar los efectos en ti mismo. ¿Por qué creas? ¿Qué te gusta de este proceso? Entonces, ¿puede el arte desempeñar un rol en el seno de una terapia, o puede ser un proceso en sí mismo que lleve a la recuperación del paciente? La percepción de lo que es la enfermedad mental ha evolucionado a lo largo de los siglos, al igual que los tratamientos utilizados.

La arte-terapia se divide en dos enfoques principales.

Uno es intensivo: el arte es un medio, un viaje emocional, para descubrir algo sobre el paciente. Otro enfoque ve el arte como terapéutico porque se expresa directamente, en cuyo caso el trabajo del paciente debe ser interpretado.
Pero lo importante es no olvidar nunca que el arte sigue siendo una cosa subjetiva e individual, y que, por lo tanto, el enfoque psicológico del arte no es simplemente un comentario sobre la obra que se produce.

Contar la historia de la arte-terapia es, sobre todo, contar la historia de la relación que el ser humano ha tenido con el arte durante siglos. También significa pensar el arte desde un punto de vista filosófico, e incluso espiritual para algunos. Para contar la historia del arte y de la creatividad probablemente se necesitarían cientos de páginas. Desde la época de las cavernas, el ser humano ha utilizado colores y formas para expresar sus emociones. Platón iniciará una reflexión sobre los efectos del arte en la humanidad. El filósofo condena el arte, ya que no es más que una imitación, una mímesis de la realidad, pero, sin embargo, pone de relieve sus efectos favorables sobre la sensibilidad y el cuerpo del ser humano.


El término creación se refiere a la narración bíblica, una fuerza superior que ordena las cosas, que da forma. Vino a aparecer en el campo estrictamente artístico en el siglo XIX, oponiéndose a la imitación formal. A partir de ahí, el
arte evolucionará, desde una reproducción fiel y clásica de la realidad hasta la expresión abstracta del arte moderno.
Fue en los siglos XVII y XVIII cuando la idea de lo “bello”, objetivo y universal, se disipó para dar paso a la idea de subjetividad y de gusto. La idea de creatividad ocupará gradualmente un lugar central en el arte, apelando a las
capacidades artísticas interiores no explotadas que cada individuo tiene dentro de sí para crear. En las décadas de 1960 y 1970, esta idea se convirtió en un tema social de gran importancia. La historia
de la aparición dela arte-terapia como disciplina propia es difusa.


Los vínculos entre el arte y la curación son, por supuesto, ancestrales.
Podemos pensar en el chamanismo y en el uso del ritmo y del color. El arte es el terreno propio de la creación y la expresión personal, y hacer arte siempre parece haber sido un proceso liberador. Para France Schott Billman, el
chamán es un arte-terapeuta que canta, cuenta historias, hace mímica. Utiliza el arte en todas sus formas como medio de expresión. La autoría de la arte-terapia se le atribuye a menudo al pintor inglés Adrian Hill, quien será el
primero en demostrar la eficacia de esta terapia.

En la década de 1940 cuando sufría de tuberculosis fue puesto en cuarentena. Entonces decidió empezar a dibujar y su rápida recuperación fue sorprendente. Por consiguiente, destacará el vínculo entre la satisfacción de la mente a través de la creación y la curación, y publicará “El arte contra la enfermedad”. Este enfoque será adoptado por la Cruz Roja británica y lo utilizará en soldados y civiles heridos.


Maryan S. vive en la misma época, es judío y será deportado, como muchos otros, a un campo de concentración. Toda su familia fue diezmada. Estos eventos lo traumatizaron y nunca abandonarán su mente. Tuvo una crisis
nerviosa en 1971 y fue su psiquiatra quien le sugirió que utilizara el dibujo para expresar sus emociones. Durante todo un año, realizó dibujos sobre cuadernos para contar su historia. Así pudo expresar el horror indecible, recuerdos que no se pueden decir con palabras. La arte-terapia está ahí para jugar el papel de medio de comunicación. El arte es, ante todo, otro lenguaje para expresar nuestra visión del mundo.


A partir del arte surgirán muchas investigaciones e ideas. Sigmund Freud estudia la sexualidad y la sublimación en las obras de Leonardo da Vinci. Él también ve el arte como un lenguaje inconsciente, como la expresión de símbolos. Entonces el lenguaje simbólico del arte parece poder ser utilizado en la terapia. Carl Jung realiza el mismo lo que se llama “dibujos centrados”, mándalas; y subraya los beneficios que le entregan.


En Francia, la arte-terapia es a menudo una especialidad, principalmente dentro de la psicología. El terapeuta que la práctica se encuentra entre dos disciplinas, a veces artista y a veces psicólogo. En la actualidad hay una multitud de
diplomas de arte-terapia, ya que la profesión ha sido reconocida desde hace unos diez años.


Hay dos tipos de arte-terapia: A partir del arte surgirán muchas investigaciones e ideas. Sigmund Freud estudia la sexualidad y la sublimación en las obras de Leonardo da Vinci. Él también ve el arte como un lenguaje inconsciente, como la expresión de símbolos. Entonces el lenguaje simbólico del arte parece poder ser utilizado en la terapia. Carl Jung realiza el mismo lo que se llama “dibujos centrados”, mándalas; y subraya los beneficios que le entregan. A partir del arte surgirán muchas investigaciones e ideas. Sigmund Freud estudia la sexualidad y la sublimación en las obras de Leonardo da Vinci. Él también ve el arte como un lenguaje inconsciente, como la expresión de símbolos. Entonces el lenguaje simbólico del arte parece poder ser utilizado en la terapia. Carl Jung realiza el mismo lo que se llama “dibujos centrados”, mándalas; y subraya los beneficios que le entregan.


El objetivo no es, obviamente, crear una obra maestra, ni juzgar la obra producida desde un punto de vista cualitativo. Se trata de construir una imagen de nosotros mismos y de la percepción que tenemos del mundo a
través de la creación para avanzar hacia el cambio. Esta segunda disciplina es reciente y consiste en aprovechar el poder del arte, sin pretender interpretarlo, a diferencia de la psicoterapia. El objetivo es mejorar y centrarse
en las habilidades de expresión y de relación del paciente.


Este proceso es objeto de un protocolo terapéutico, estrategias y evaluaciones que permiten validar el progreso del paciente. La arte-terapia moderna respeta las normas deontológicas de las profesiones paramédicas oficiales. Esta
actividad se lleva a cabo en una institución médica u hospitalaria, en un taller privado o, incluso, a domicilio.
El arte-terapeuta es, por lo tanto, una persona que debe combinar la práctica artística personal para poder trabajar en sinergia con el paciente, y otras más como las habilidades terapéuticas y relacionales.

La arte-terapia difiere de una terapia convencional. Su objeto no está fijado. El arte se utiliza como un medio para penetrar en el inconsciente del individuo para permitirle cambiar internamente. Este enfoque se basa en las teorías de la psicoterapia y enfatiza particularmente en la interacción entre paciente y terapeuta.


El arte sirve de lenguaje, más allá del habla. Permite que aquellos que no pueden encontrar las palabras se comuniquen, especialmente en el caso de un trauma. La idea es que el arte sea obra de la mente y por lo tanto revele
cosas sobre ella. Por lo tanto, se utiliza hoy en día en la resolución de muchos problemas: demencia, estrés o ansiedad.
Entonces la arte-terapia existe, en primer lugar, para ofrecer un nuevo medio de comunicación. Está dirigido a aquellos que se sienten desconectados del mundo o que han experimentado un trauma. Esta terapia se centrará en
diferentes áreas:


CONOCIMIENTO
• Desarrollo cognitivo
• Resolución de problemas
• Capacidad de comunicación
• Lógica
• Capacidad de observación

PERSONALIDAD
• Valores
• Atención
• Hábitos
• Percepción

4 comentarios en “¿Qué es la Arte terapia?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad